jueves, 22 de octubre de 2015

You...



Últimamente lo pienso muy a menudo, será la edad, será que ahora mi cabello tiene color *pollofrito, o será simplemente el otoño…pero cada día pienso que la mujer por excelencia es innecesariamente complicada.

Complicada porque constantemente necesitamos una seguridad en nuestra vida personal que nos haga sentir bien, una seguridad que nos haga ser fuerte para enfrentarnos a nuestras propias inseguridades o simplemente que nos entretenga y no nos aburramos del color de las paredes del salón. Además todo esto creo que pasa cuando llegamos a un punto de madurez especifico o aun momento de calma en nuestra vida cuando miramos alrededor y decimos “en serio…¿esto es todo?… ¿no hay más?”
Por ello creo que somos consumidores líderes de tendencias o modas, porque necesitamos jugar con esa diversidad…necesitamos jugar con ser o sentirnos así, diferentes, bellas, vivas… y eso puede ser el hecho de cambiar un pitillo por unos pantalones megacampana, o simplemente cambiar el color de nuestro pelo…y creo que ahí es donde me encuentro yo.
¿Por qué será? ¿Cuál es la razón que nos hace ser diferente de ellos?¿Las hormonas?¿ o los objetivos?
Pero lo veo en mis amigas, mis clientas…y en mi misma.
En mi casa mi madre ha sido siempre una líder una mujer fuerte que decidío sobrevivir y vivir feliz, mi hermana…* si yo tengo cojones?...ella me supera…puede ser que he visto esas mujeres incansables de sueños y deseo pelear por ese felicidad…Hace un tiempo un gran amigo me dijo… *Vosotras sois mujeres fuertes, te aburrirás y querrás más de la vida…y nunca estarás satisfecha…

Qué triste, ¿no?

Comenzó mi verano con un deseo…un cambio. Mi cuerpo me pedía cambio…y ahora que estamos en el 22 de octubre, ya puedo escribir estos pensamientos, y decir, que no quiero cambio de vida, quiero cambio de mente, quiero dejar de pensar y desear más, quiero encontrar ese orden ese clímax de paz mental donde me conforme con lo que la vida me ofrece, y si no es así, que esas exigencias no se las reclame a la vida, me las reclame a mi misma. Porque la vida no me debe nada, somos nosotras las que debemos crear, buscar y producir este cambio, simplemente en la elección de la música que escuchamos o simplemente en el camino de camino al trabajo. Creo que en ese cambio es donde está la novedad, en el pequeño detalle que la vida nos ofrece y no la valoramos. Esa nueva conversación, ese nuevo reto personal, esa nueva ciudad que conoces. No esperes que la vida cambie, no esperes que tu vida cambie…hazlo haz eso que llevas año pensando y siempre hay un mejor momento, ese tatuaje que hace años tienes en mente, esa camiseta que nunca imaginabas que te pondrías, ese café en silencio que te tomas en esa cafetería que esperas que algún día te lleven,  ve , haz lo, no esperes, muévete…Las hojas de los arboles comienzan a caerse, y el año pasa rápido.

Nadie será la persona que tú quieres ser, sólo tú.



1 comentario:

clara acosta dijo...

Hacía tiempo que no leía tu blog. Pues lo haré sólo espero el momento y tú estarás, verás. Mil besos bella

Trabaja en la Moda

Trabaja en la Moda
Personal Shopper Estilistas Product Manager

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.